Jorge Triaca: "Reconocemos los números, no decimos que estamos mejor que Alemania"

January 23, 2017

El ministro de Trabajo sostuvo que hoy existen datos oficiales fiables y se mostró optimista en relación con la economía y el empleo; afirmó también que las provincias y los municipios deberían revisar sus dotaciones

 

Después de un 2016 complejo, con salarios que en general quedaron por debajo de la inflación -aunque desde el Ministerio de Trabajo afirman que deben tenerse en cuenta los efectos de los cambios en Ganancias y en las asignaciones familiares-, en la puja por los ingresos de este año entrará en juego la intención oficial de llevar las paritarias a un nivel por debajo del 20%. Es una proyección basada en la expectativa inflacionaria del Gobierno, pero que ya fue rechazada por la CGT. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca , destacó por su parte que las paritarias "son libres".

 

Con un parate en la creación de empleo privado formal que ya lleva más de 5 años, los primeros nueve meses de 2016 dejaron un saldo de 127.000 ocupaciones menos, según las últimas cifras del Indec.

 

En este contexto, hubo en los últimos meses intensas negociaciones con los gremios, que incluyeron un acuerdo por el pago de la deuda del Estado con las obras sociales y que se tradujeron en un año sin conflictos de orden mayor, aunque ya se vislumbra una nueva batalla desde el Poder Ejecutivo: según palabras del propio presidente Mauricio Macri, deben flexibilizarse los convenios para adaptarlos al siglo XXI.

 

Otros indicadores del contexto marcan que el desempleo es del 10% de la población activa según el Observatorio de la Deuda Social Argentina, aunque inferior, de 8,5%, si se miran los datos del Indec. Y con un 34% de asalariados no registrados, mucho se habló últimamente de un posible próximo "blanqueo laboral".

 

Son los datos del escenario en el que se tuvo que mover el ministro de Trabajo en 2016. Triaca habló  en Mar del Plata, donde presentó el plan Empleo Joven de verano, que consta de un trailer frente al Gran Hotel Provincial, donde los jóvenes pueden hacer su CV y un simulacro de entrevista laboral.

 

-En septiembre usted dijo que se habían creado 35.000 puestos de trabajo y que se habían perdido 120.000. El Indec acaba de anunciar que en los primeros nueve meses de 2016 hubo una pérdida de 127.000 puestos. ¿Cuál es el balance a la fecha?

-Los números del Indec son los mismos que publicamos nosotros. El Indec da información trimestral. Es importante decir que en los últimos cuatro meses de 2016 hubo un crecimiento del empleo. Todavía no tenemos los datos de diciembre, pero en noviembre se crearon arriba de 20.000 puestos y en octubre también. Los meses anteriores fueron más flojitos, recién se empezaba a crecer pero fue una curva que terminó de caer y desde septiembre empezó a cambiar la tendencia. Todo esto se nota en la economía, el consumo mejoró sobre diciembre. Entramos en la última parte del año en una mejora todavía gradual pero vamos en el sendero del crecimiento.

 

-¿Qué opinión tiene sobre la diferencia en los índices de desempleo? Hay una diferencia de más de un punto entre los números del Indec y de la UCA.

-Primero de todo: hoy tenemos datos fiables. Los datos de la UCA tienen una parcialidad de encuesta que no es tan extensiva como la Encuesta Permanente de Hogares del Indec. Pero reconocemos los números, no decimos que estamos mejor que en Alemania. Eso ya hace una gran diferencia. Por supuesto que la desocupación para nosotros es un problema, pero nos preocupa muchísimo la informalidad laboral.

-En materia de turismo la temporada se presenta bastante floja, no sólo por la caída del consumo interno, sino también por el éxodo de turistas argentinos hacia países limítrofes.

-Hay momentos de la temporada muy altos y también está la tendencia del veraneo por menos tiempo. Cuando termine enero tendremos mas datos. Hubo un tema de veraneo en otros países por conveniencia de precios, pero tenemos que trabajar fuerte para que todo el sector comercial logre que para el turista sea atractivo quedarse acá.

 

-¿Cuál es el plan para contener a quienes viven del turismo de verano y tienen un problema en otras épocas del año?

-Hubo un decreto del presidente Macri para asegurar los beneficios de la asignación familiar a todos los que trabajan por temporada, que no se formalizaban por temor a perder la Asignación Universal por Hijo. Estamos trabajando también en el desarrollo del sector turístico sobre una agenda que incluye propuestas específicas para el sector. En Mar del Plata por ejemplo se aumentó la frecuencia de vuelos desde otros lugares del país. No es una cosa sino un conjunto de cosas que tenemos que hacer para ir generando el movimiento que queremos en la economía y en este caso en Mar del Plata.

 

-¿Cuál es la magnitud del problema de la informalidad?

-Hay casi 4,5 millones de trabajadores no registrados, sin cobertura de seguridad social, que no pueden acceder a una cobertura de salud a través de una obra social, y ahí está puesto nuestro foco. Lo que estamos hablando con los diferentes sectores, la CGT, los sectores sociales y demás es ver cómo hacemos para generar condiciones de empleabilidad.

 

-¿Cómo viene el proyecto para el blanqueo de trabajadores?

-Entendemos que la formalización de los trabajadores requiere además de los incentivos, generar controles. Hay que generar condiciones para que muchos empresarios puedan blanquear a sus trabajadores pero también hay que fiscalizar y controlar. Acá en Mar del Plata anunciamos el programa de fiscalización del verano. Encontramos un 70% de formalización. Después de estos controles casi la mitad de los empleadores que se detectan en falta formalizan a sus empleados.

-Las empresas más chicas tienen un gran problema para afrontar los costos laborales.

-Sobre eso es parte de las propuestas en las que estamos trabajando. Algunas tienen que ver con propuestas de desarrollo para acceder a un empleo, otras con la formación del trabajador y medidas que ayuden a que el empleo nuevo tenga una carga menos onerosa y que eso aumente las chances de empleo.

-¿En qué quedó el compromiso de las empresas de no despedir hasta marzo de este año?

-En la mayoría de los casos el cumplimiento fue efectivo. Siempre hay algunos que pueden no cumplir. Es importante que todos señalemos quiénes son los que no cumplen y que marquemos con claridad quiénes se habían comprometido en un esfuerzo en común y avanzaron con eso y quiénes no lo han hecho.

 

-¿Qué herramientas de contención hay?

-Comunicamos a las empresas que están a su disposición las distintas herramientas. El ministerio tiene acciones de contención y de transformación productiva, programas de apoyo a empresas en situación de emergencia. Estamos a disposición para eso porque entendemos que hay sectores que la están pasando con mas dificultades que otros.

 

-¿Cuáles son los sectores más complicados?

-Los sectores industriales que tienen vínculo con Brasil tienen mas dificultades que la cadena agroindustrial que recibe mucha demanda y pedidos. El sector de la construcción que estuvo muy flojo en la primera mitad del año pasado hoy empieza a recuperarse por la obra pública pero también porque empieza a haber más desarrollo del sector hipotecario y de las transacciones comerciales de los inmuebles. Todavía es incipiente pero se va yendo en camino a salir de la recesión.

 

-Sin embargo, en 2016 hubo menos Programas de Recuperación Productiva (Repro) que en años anteriores.

-Lo que hubo es mayor transparencia. Ahora la información de los Repro está a disposición en la página del ministerio, como también su tramitación, es decir que ya no hay ningún vericueto para que una empresa que lo necesite no pueda tener el acceso a ese beneficio.

 

-¿Cuál es su balance de la situación del empleo público, que es el único que creció en los últimos años y que en 2016 entre despidos y contrataciones también aumentó? Hay alrededor de 3,5 millones de empleados públicos entre la Nación, las provincias y los municipios.

-Disminuyó el empleo público a nivel nacional, pero no en el nivel provincial y municipal. Nación tiene un compromiso en el sentido de que creemos que si una persona tiene que realizar su tarea y no puede hacerla porque hay otras personas que han venido por cargos políticos y que no cumplen una función, tenemos que solucionarlo. Con el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, hemos analizado las dotaciones para ver qué funciones cumplen, capacitarlos para que mejoren su servicio y desarrollen su actividad. Pero vimos sectores donde había un nivel de dotaciones que no correspondía, muchos que habían entrado por beneficios de la política. Creemos que las provincias y municipios en algún momento van a tener que hacer esa tarea. La carga del trabajador por parte del Estado pone mas presión a los impuestos. Esto influye en la productividad del sector privado.

 

-Desde diversos sectores afirman que hubo una pérdida del poder adquisitivo de alrededor del 9%. A partir de la modificación de Ganancias, hubo casi la misma cantidad de gente que entró y que salió del sistema, antes del último cambio.

-Tuvimos que ordenar el dasaguisado que armó (Axel) Kicillof. Más allá de eso dimos una respuesta que pedía la sociedad: adecuar el impuesto a las ganancias y que no siga generando distorsiones a través de la inflación por la no actualización. Actualmente hay menos trabajadores que pagan Ganancias.

 

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

​© 2014 -  Centro Industrial y Comercial del LN

Desarrollado por IT Solutions.-

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus