Pilar Sordo en Reconquista: “Somos padres inconsistentes”



El eje de la disertación fueron los hallazgos de la investigación: las inconsistencias que como padres tenemos hoy los adultos, generando niños y jóvenes que no quieren convertirse en adultos. “Somos la primera generación que le tuvo miedo a sus padres – lo cual nos es bueno - pero le tenemos terror a nuestros hijos” sentenció. El “miedo a crecer” fue la idea trasversal, concepto desarrollado a partir de una vasta investigación que incluyó varones y mujeres desde los 9 a los 30 años, y que le valió el reconocimiento en toda Latinoamérica.


“El adulto de hoy no le pone el cuerpo al NO, ni tampoco cumple con las promesas del SI, por lo cual nos convertimos en personas poco creíbles. Los niños reconocen eso y nos manipulan a partir de allí, porque somos como un panqueque” describió ante las risas nerviosas del auditorio completo. “Ante los resabios de las dictaduras latinoamericanas hacemos esfuerzos por alejarnos de la autoridad, que nos remite a autoritarismo, pero nos hemos ido al otro extremo. Hoy queremos caerles bien a nuestros hijos, ser piolas y cancheros. Y nos desligamos de nuestro rol de padres.


Habló de aburrimiento infantil y creación, de la influencia de la tecnología y la necesidad de ponerle límites. Mencionó también las redes sociales y las desigualdades que generan bulling en las escuelas de toda Latinoamérica. “Darle el celular último modelo a nuestro hijo, y que lo lleve a la escuela es decirle a los otros niños, y a los otros papás “Mira que lo que yo he logrado, lo que yo sí tengo”. Se refirió entonces a la necesidad de que nuestros hijos generen por ellos mismos las habilidades necesarias para desenvolverse sin necesidad de nuestra asistencia permanente. “Debemos confiar en la educación que le hemos dado, y que pueda y sepa manejarse independientemente de lo material. “

Iglesia, religión, corrupción, desigualdad social, alimentación, salud, obediencia, felicidad y depresión, consumismo. Tópicos que en una lógica discursiva simple y llana, fueron atravesando la disertación.

Hizo mención a los ejemplos que damos los padres a nuestros hijos, o de los malos ejemplos al transgredir reglas de la vida cotidiana, y los relaciono con las corrupciones en muchos de los pases de nuestro continente “Nos quejamos de nuestros gobiernos, de nuestros sistemas judiciales, pero enseñamos a nuestros hijos a conducir antes de la mayoría de edad”.


Un Buen Samaritano

Las entidades organizadoras resolvieron que lo recaudado

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic