De cómo reactivar y potenciar el sector PYME nacional y local

El Centro Industrial y Comercial de Reconquista hizo suyas las propuestas surgidas de la medición mensual realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que marcan 23 meses consecutivos en baja para la producción industrial PYME. Frente a este contexto, la entidad propone implementar políticas públicas tendientes a reducir la presión fiscal, fomentar la inversión en infraestructura, aumentar la oferta energética, optimizar la inserción en mercados internacionales y financiar la inversión tecnológica, entre otras medidas. Además, pide la inmediata intervención del Estado para reducirlos costos ocultos que afectan la productividad de la empresa y la economía. Con la firme convicción de que estas medidas son imprescindibles para destrabar la merma también en el desarrollo económico en nuestra región, el Centro Industrial y Comercial de Reconquista adhiere y propone la sumatoria de esfuerzos en esta dirección.

Desde 2012 la industria PYME viene atravesando un largo periodo de baja demanda, caída en las inversiones, subas de costos persistentes, y un derrumbe visible en la competitividad. En ese contexto recesivo, los aumentos de costos son absorbidos con la rentabilidad del empresario, poniendo en riesgo la supervivencia de los industriales más pequeños. El completo empresarial de Reconquista y Avellaneda no escapa a la fotografía expuesta por CAME.


Eso repercute en forma directa en los planes de inversión: la mayoría de las industrias PYMES vienen postergando sus proyectos de innovación y modernización tecnológica, deteriorando aún más la competitividad. No casualmente sólo un 25% de las pequeñas y medianas industrias está creciendo actualmente, y en general, ese comportamiento se observa en aquellas firmas que invirtieron y se modernizaron en la última década.

Teniendo en cuenta que el sostén de una economía es la producción, pero la raíz de la producción es la inversión productiva, y el rumbo de esa variable obedece a las decisiones de los empresarios, la Argentina necesita de una serie de condiciones y políticas que garanticen la COMPETITIVIDAD Y RENTABILIDAD de la mediana y pequeña empresa.


Frente a ello, el Centro Industrial y Comercial de Reconquista, haciéndose eco de las afirmaciones de CAME, propone aumentar la competitividad PYME a partir de las siguientes medidas:


Bajar la presión fiscal a las PYMES: Avanzar hacia un sistema tributario con perfil productivo y social. Esto incluye permitir el ajuste por inflación, eliminar ganancia mínima presunta, desgravar la reinversión de utilidades de las PyMES y establecer subsidios en aportes y cargas laborales para las empresas que invierten. Así mismo, regular la aplicación de nuevas tasas en los gobiernos provinciales y municipales, eliminar superposiciones de impuestos en las cadenas productivas, como sucede con IB o cheques. Eliminar el impuesto al cheque y simplificar el sistema impositivo, respetando principios de eficiencia, justicia y equidad, son sin dudas herramientas para bajar la presión fiscal al sector Pyme.


Más y mejor financiamiento: Incrementar el crédito productivo de las PYMES y controlar los sesgos en su asignación. Esto abarca por ejemplo financiar la importación de bienes de capital no producidos en el país; y extender la línea de crédito a inversión productiva del BCRA a más empresas y sin que ese capital les reste crédito, agilizar la aprobación de carpetas y controlar que esos fondos se direcciones a las PYMES sin sesgos. A su vez, se propone modificar los parámetros de calificación a la PYME tomando el riesgo no por sus estados contables sino por los proyectos a desarrollar, y revisar la Ley de Entidades Financieras y darle un perfil productivo al negocio bancario.


Infraestructura: Mejorar la infraestructura vial para bajar los costos de transporte del productor regional. Medida con un fuerte impacto en nuestra región, se platea aquí la necesidad urgente de reparar rutas y caminos mejorando los costos de logística del productor regional. Desarrollar, a la vez, nuevos caminos –aún inexistentes- para incorporar nuevas áreas a la producción. Por otra parte, fomentar la actividad ferroviaria para reducir costos en la agroindustria y trabajar en la creación de puertos secos y estaciones de transferencias de carga multimodales. El eje aquí se completaría con el dragado y puesta en valor de la Hidrovía en toda su extensión.

Energía: Aumentar la oferta, garantizar su abastecimiento y converger a precios competitivos y previsibles. En esta línea las propuestas pasan por encarar las obras de infraestructura pendientes para garantizar el aprovisionamiento de energía eléctrica, gas, gas oil en la industria y la economía en general. Así mismo, elaborar e implementar un plan estratégico para fomentar las inversiones necesarias que permitan: aumentar la oferta de energía, garantizar su abastecimiento, diversificar la matriz energética, y converger a precios competitivos y previsibles para el industrial PYME.


Exportaciones: Mejorar la inserción de la Argentina en los mercados internacionales. Se habla aquí, por ejemplo, de crédito para prefinanciación, financiación y post financiación de exportaciones, especialmente a nuevos mercados. Sobre todo las de alto valor agregado que hoy pierden mercados por no poder ofrecer opciones de financiamiento en esas compras. Eliminar las retenciones para las exportaciones de alto valor agregado e implementar políticas activas de promoción de productos argentinos en el mundo. Por último, trabajar en la negociación de mejores condiciones de acceso a los mercados internacionales, sobre todo en aquellos que vienen incrementando sus barreras comerciales; y agilizar los reintegros impositivos y la libre disponibilidad de los saldos impositivos derivados del comercio exterior (IVA).


Innovación: Promover los proyectos innovadores y creativos. El paquete de planteos de CAME sobre innovación incluye el financiamiento de proyectos de investigación que promuevan innovaciones y se articulen dentro de industrias PYMES; y de emprendimientos que incorporen innovaciones de base tecnológica y diseño industrial. A su vez, el fomento de las exportaciones de proyectos innovadores a través de políticas de estímulo fiscal y el impulso de nuevos emprendimientos de base tecnológica.


Costo Laboral y Empleo: Es necesario reducir las contribuciones patronales a pequeñas y medianas empresas industriales que desarrollen nuevas tecnologías de producción. Para ello hay que impulsar un Programa de Primer Empleo para Jóvenes, donde el empleador que tome un joven de entre 18 y 25 años pueda usar como pago a cuenta de ganancias o al valor agregado el salario asignado a cada trabajador por el término de 1 año. Se observa además la necesidad de transferir a la seguridad social los casos de accidente in itinere de la reparación por incapacidad laboral. Por último, convocar un equipo multidisciplinario de especialistas para elaborar medidas que permiten reducir el ausentismo, sobre todo en la población joven.


Evitar la aparición permanente de costos que reducen la productividad del empresario, o Costos Ocultos. Es necesario intervenir ante las diversas jurisdicciones, provinciales y municipales para evitar la aparición permanente de “costos ocultos” que deben pagar los empresarios en su cadena de producción y comercialización como: seguros, pólizas de caución, tasas de todo tipo, juicios, ausentismos, sobre-tasas municipales, habilitaciones carísimas, etc. de modo tal que dichos aportes se correspondan con obras orientadas a mejorar la competitividad.


Oferta tecnológica: Ampliar la frontera tecnológica requiere de inversión en maquinarias y bienes de capital con tecnología de punta. Esto es, establecer líneas especiales de financiamiento a largo plazo y tasas bajas, para PYMES que incorporen tecnología de punta. Es también desgravar de Ingresos Brutos el 35% de la compra de maquinaria de última tecnología. Y es agilizar las autorizaciones y los pagos para importar bienes de capital con tecnología de punta.


En concreto, es dar un salto en la competitividad, para lo cual se requiere ampliar la frontera tecnológica del país y achicar la brecha que lo separa tecnológicamente del resto del mundo.


Reconquista, 28 de julio de 2015

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts