Los riesgos de envalentonarse

(*) Extracto del artículo firmado por el economista y reproducido en el sitio web de la consultora Abeceb.com.

El Gobierno ha sido eficaz a la hora de sacar a la economía del centro de la escena. Un resultado extraordinario si consideramos que apenas indagando un poco sobre la aparente normalidad confirmamos que nada ha cambiado en materia de desbalances macroeconómicos, problemas sectoriales --regulatorios, impositivos, logísticos, laborales-- y clima de negocios. Este escenario va a perdurar todo el año con una economía pobre en resultados y sin grandes sobresaltos hasta el traspaso del mando. Sin embargo, los riesgos no son menores. Y el principal es que las autoridades se crean que la sensación no es tal sino una realidad y se envalentonen buscando algo más de lo que lograron, en especial en materia de actividad económica.

En un año electoral, en el que los márgenes para hacer política económica sin pagar costos se han reducido prácticamente a la mínima expresión, el Gobierno ha logrado instalar la sensación de que todo se ha normalizado. Un ejemplo es que temas como dólar y sus derivados --devaluación, brecha, empleo, estancamiento de la actividad, inflación-- no protagonizan las tapas de los diarios ni se analizan en otros medios de información.

Esta percepción también se ve reflejada en la opinión pública. De acuerdo a la encuesta nacional mensual de Isonomía Consultores, el porcentaje de personas que cree que el país está peor que un año atrás se ha reducido en 20 puntos hasta alcanzar 41 por ciento, repartiéndose la caída entre los que ven que no ha cambiado (un aumento de 17 puntos porcentuales, hasta 39 por ciento) y los que opinan que están mejor (3 puntos porcentuales, 19 por ciento). En particular, la situación económica es evaluada como negativa por 53 por ciento de la opinión pública nacional y como positiva por 46 por ciento, cuando esas cifras en diciembre de 2014 eran de 62 y 35 por ciento, respectivamente. Además, los temas relacionados con la economía en su conjunto representan 36 por iento de las respuestas sobre el principal problema personal, frente a 50 por ciento del mismo mes de 2014. Y también se ven mejoras en la percepción del mercado laboral, donde 54 por ciento está seguro de mantener el empleo en los próximos 12 meses, frente a un guarismo de 47 por ciento a fin de 2014 y de 44 por ciento en el mismo mes del año pasado.


Ver el artículo completo

http://www.abeceb.com/web/content/show/674762/los-riesgos-de-envalentonarse

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts