Original dolarización parcial de la economía en Venezuela

El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Eduardo Garmendia, informó ayer que los concesionarios de automóviles en Venezuela comenzarán a vender vehículos en dólares con el fin de reactivar la producción automotriz. “Los compradores van a ir a los concesionarios y van a pagar en divisas, los concesionarios van a entregar esas divisas a las ensambladoras, y éstas van a pagar las materias primas necesarias para las importaciones de las partes y piezas que necesitan”, explicó Garmendia a la emisora local Unión Radio.

El dirigente señaló que “todas la operaciones en términos locales serán en bolívares, porque lo único que se va a hacer con las divisas es pagar por la materia prima para producir los vehículos”.

Esta sería la primera vez, en más de una década, que las ensambladoras y concesionarios podrán vender los vehículos en divisas y no bajo las estrictas regulaciones del control de cambio que rige en el país petrolero desde 2003. También se trataría del primer sector en el que se permite abiertamente la venta en dólares en la economía venezolana.

Con esta medida el gobierno de Venezuela y el sector automotor intentan reactivar la industria que actualmente se encuentra en sus niveles más bajos de producción. El sector ha vivido durante los últimos años una caída estrepitosa en la producción, que paso de fabricar 171.715 vehículos en 2006 a 19.759 en 2014, según datos de la Cámara Venezolana Automotriz (Cavenez), un desplome que ha sido atribuido a los problemas en la asignación de divisas.

De acuerdo con Garmendia, la venta en divisas estimulará la producción de unas 20.000 unidades para una industria que tiene una capacidad que supera las 200.000, y está restringida para cierto tipo de vehículos. El nuevo sistema regirá para transacciones de vehículos tipo medio, mientras los vehículos de lujo y regulados seguirán siendo vendidos en bolívares, explicó el dirigente, que no precisó con qué parámetros se diferenciarán estos tipos de automóviles.

La tasa referencial para estas transacciones será, según Garmendia, el Sistema Marginal de Divisas (Simadi), una nueva modalidad abierta de compraventa de divisas que se cotizó ayer a 198,81 bolívares por dólar, la más alta de las tres tasas del sistema cambiario oficial (las otras dos son de 6,30 y 12 bolívares por dólar) pero sustantivamente por debajo del tipo de cambio paralelo, que ayer cerró a 288,05 bolívares por dólar.

En tanto, el presidente de la Asociación Nacional de Consumidores (Anauco), Roberto León, consideró que la medida resulta complicada en cuanto los venezolanos no tienen acceso a comprar divisas y en consecuencia termina siendo “difícil” comprar un vehículo en dólares. “Muy fácil es establecer un precio en dólares, lo difícil es que el ciudadano venezolano, que no tiene acceso a las divisas, pueda pagar en dólares”, dijo León, por lo que el nuevo sistema “quedaría únicamente para una elite de venezolanos que tienen cuentas en el extranjero, que tienen ingresos en moneda extranjera y que se podrían dar este lujo de comprar un vehículo en dólares”.

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts