La Argentina tiene el doble de burocracia fiscal que los países desarrollados

(*) Extracto del último Informe Nacional del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

En el marco de un vertiginoso aumento del gasto público y crecientes conflictos salariales, el Gobierno dispuso un nuevo cambio en el Impuesto a las Ganancias. Se trata de otro parche que implicará seguir aumentando la presión impositiva, la burocracia administrativa y las injusticias. Las reglas son tan complejas y arbitrarias que llevan a que con iguales ingresos se puede estar exento, pagar un monto reducido o pagar un monto muy elevado en concepto de Impuesto a las Ganancias.

El índice Doing Business es una conocida herramienta que apunta a medir las características del contexto regulatorio bajo el cual operan las pequeñas y medianas empresas de cada país. Aunque con limitaciones, se trata de un indicador que permite evaluar comparativamente la calidad de las políticas públicas desde el punto de vista de su incidencia sobre el desenvolvimiento de los procesos productivos.

El relevamiento es anual, cubre 189 países y considera las regulaciones que afectan a 11 aspectos que se presentan a lo largo del ciclo de vida de un emprendimiento productivo. Estos aspectos son las normas y los trámites que hay cumplir para crear una empresa, obtener permisos de construcción, obtener electricidad, registrar una propiedad, pagar los impuestos, comerciar con el exterior, obtener crédito, contratar trabajadores, recibir protección en caso de ser un inversor minoritario, hacer cumplir los contratos y resolver la insolvencia (cierre de la empresa).

En el nivel general, la Argentina califica en el puesto 124 entre 189 países, es decir, una posición muy rezagada. Uno de los aspectos que contribuye a esta mala posición es la cantidad de horas anuales que requiere cumplir los trámites para pagar los impuestos. En relación a este aspecto el índice Doing Business señala que:

-- En la Argentina preparar, presentar y pagar impuestos demanda 405 horas al año.

-- En Uruguay toma 312 horas al año.

-- En Chile insume 291 horas al año.

Estos datos muestran que en la Argentina la complejidad para pagar los impuestos consume mucho más esfuerzos administrativos que en los países vecinos. Más contundente es la comparación con los países desarrollados, donde Doing Business estima que, para el promedio de la OCDE, cumplir con los trámites de pago de impuestos requiere 175 horas al año. Es decir, las pequeñas y medianas empresas argentinas afrontan más del doble de burocracia impositiva que sus pares que operan en los países desarrollados.

Ver el informe completo

http://www.idesa.org/sites/default/files/documentos/Informe_Nacional_10-5-15.pdf

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts