¿Empezó el festival de bonos?

May 8, 2015

(*) Extracto del artículo firmado por el economista y publicado en el sitio web de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

 

Los indicadores de actividad disponibles sugieren que la economía tocó fondo a fines de 2014 pero se mantendría en ese nivel, todavía sin reacción. Por ejemplo, el Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL corregido por estacionalidad creció 0,6 por ciento en el primer trimestre respecto del período anterior pero se ubica todavía 6 por ciento por debajo de lo observado a comienzos de 2013 y en la punta (marzo) volvió a contraerse.

A la vez, las ventas de supermercados medidas a precios constantes (ajustado por la inflación de la Ciudad de Buenos Aires que estima FIEL) cayeron 1,5 por ciento en términos interanuales y las de centros comerciales mejoraron 0,6 por ciento. La construcción, aproximada imperfectamente por el Índice Construya, cayó durante el primer trimestre pero mejoró algo en marzo.

A pesar de ello, se mantiene la recuperación de la Confianza del Consumidor que podría concretarse en mayor actividad si el Banco Central utiliza las divisas obtenidas por la colocación del Bonar 24 y de YPF para normalizar una parte de los atrasos en el pago de importaciones, de modo tal de facilitar nuevas compras de insumos. Una deuda comercial no deseada creciente en un contexto de atraso cambiario puede alentar a algunas empresas a reducir la actividad para importar menos insumos y evitar el riesgo de un daño patrimonial, si se observa una corrección cambiaria al comienzo de la gestión del nuevo gobierno.

Paralelamente, la reducción en la tasa de inflación mensual observada en febrero a 1,5 por ciento se revirtió parcialmente en marzo y abril (preliminar), con mediciones que superan en algo el 2 por ciento.

El deterioro del resultado fiscal genuino continuó durante el primer bimestre del año a pesar de la desaceleración en el gasto primario, que aumentó 1,4 por ciento ajustado por inflación. Eso se explica por una caída real en los ingresos de 2 por ciento, lo que motivó que el déficit primario genuino (excluyendo BCRA y Fondo de Garantía Solidario) alcanzara 9,4 por ciento de los ingresos genuinos, casi duplicando lo observado en el primer bimestre del año pasado. Estos resultados son consistentes con un creciente aporte de la emisión del BCRA destinada a financiar al Tesoro (aumentó 120 por ciento nominal en lo que va del año).

Dada la creciente fragilidad en las reservas netas del BCRA (activos menos pasivos en moneda extranjera), el Gobierno había insinuado a fines de 2014 la intención de colocar deuda externa para financiar al menos una parte de los vencimientos en dólares.

Luego de la escasa colocación de aquel entonces, finalmente en abril el Gobierno obtuvo del exterior alrededor de 1.000 millones de dólares de Bonar 24 (el resto lo habría aportado la Anses) e YPF obtuvo otros 1.500 millones.

En alguna medida, estas colocaciones son un paso previo al necesario acercamiento al mundo. En este punto parece haber consenso entre los distintos candidatos a la Presidencia. El tema a reflexionar es si dicho acercamiento debe empezar (exclusivamente) por el acceso a los mercados de capitales antes que por la integración comercial.

La experiencia argentina y de otros países de la región está llena de casos de atraso cambiario producido por endeudamiento externo utilizado para financiar un desequilibrio fiscal mayor al sostenible en una economía cerrada al comercio.

 

Ver el artículo completo

http://www.fiel.org/publicaciones/IndicadoresCoyuntura/notas/401.pdf

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

​© 2014 -  Centro Industrial y Comercial del LN

Desarrollado por IT Solutions.-

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus