Los primeros 100 días de una Argentina en desarrollo

(*) Extracto del artículo firmado por el exsecretario de Industria y publicado en el sitio web de la consultora que dirige, Abeceb.com.


La disponibilidad de recursos agropecuarios, energéticos y mineros constituye una oportunidad para revertir los desbalances macroeconómicos existentes e impulsar un cambio estructural en el entramado productivo que permita alcanzar un mayor nivel de desarrollo económico.

A la vez impone un gran desafío, dado que el mundo se ha vuelto más competitivo luego de la caída de los precios internacionales, lo que implica decisiones de inversión más selectivas en el nivel global. Y en este contexto, durante los últimos años, la Argentina no ha logrado posicionarse con un marco de inversiones atractivo en el nivel regional. Por el contrario, presenta una macroeconomía inestable y un marco regulatorio y jurídico deteriorado que desalienta los capitales de riesgo.

El cambio en el contexto internacional es particularmente relevante en lo que hace al sector energético, dado que se han consumido los stocks acumulados y se necesitan elevados montos de inversión para revertir las distorsiones. Y a esto se suman otras deudas estructurales en materia de infraestructura y formación de capital humano.

En este escenario, el programa económico del próximo gobierno deberá apuntar, por un lado, a ordenar la macro, y por el otro, a la construcción de un marco institucional y regulatorio estable que determine un marco competitivo para las inversiones y la creación de empleo. El potencial en materia de recursos solo podrá aprovecharse si se avanza de manera eficaz en ambas direcciones, y en este sentido, el gran desafío de la nueva gestión será dar señales claras para hacer creíble la transición.

Los primeros cien días serán claves para la próxima administración. En ese breve plazo, deberá dar señales claras del inicio de un programa integral y sustentable, a fin de generar un quiebre en las expectativas de inversión que permita facilitar la transición en el corto plazo, pero apostando a generar las condiciones para un cambio estructural en el entramado productivo, que permita impulsar la cantidad y calidad de empleos, el poder adquisitivo de los trabajadores y apuntalar el ascenso social.


Ver el artículo completo

http://www.abeceb.com/web/content/show/674737/industria-y-recursos--los-primeros-cien-dias-de-una-argentina-en-desarrollo

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts