Subsidios, un tumor que demanda cirugía

(*) Extracto del artículo firmado por el economista y exsecretario de Energía, y publicado ayer en el diario El Cronista.


Los subsidios económicos son subsidios a la oferta. Incluyen como rubro principal la energía, luego el transporte, las empresas públicas y otros menores. El año pasado, según la Asociación de Presupuesto (ASAP) totalizaron 178.605 millones de pesos (21.977 millones de dólares). En 2005 eran de 5.965 millones de pesos (1.904 millones de dólares). Esta suma no incluye algunas resignaciones de cobro de impuestos como la compra de combustibles desgravados (gasoil, naftas) que también impactan en las cuentas públicas.

Para tener una idea de su importancia relativa, una primera comparación relevante se debe hacer con los subsidios sociales que tienen beneficiarios individualizados (asignación universal y otros) y que el año pasado sumaron 25.710 millones de pesos, representando alrededor de 10 por ciento de los subsidios totales. Para tener otra idea de su magnitud, el total de subsidios económicos en 2014 fue de casi 6 por ciento del PBI, una cifra un poco inferior al déficit fiscal.

Cuando el festival de subsidios recién comenzaba a escalar, el inolvidable economista Abel Viglione los caracterizó como subsidios “Hood Robi” porque redistribuían al revés: beneficiaban más a los que más tenían. Hubo sucesivas investigaciones que probaron con datos la inequidad distributiva de los subsidios económicos. Una de ellas concluía que el quintil de menor ingreso se había beneficiado con 12,1 por ciento de los subsidios, mientras el quintil de los que tienen más ingreso recibió casi 30 por ciento de los subsidios. También los subsidios económicos favorecen las zonas de mayor concentración electoral en perjuicio del interior del país.

Ver el artículo completo

http://www.cronista.com/contenidos/2015/04/20/noticia_0020.html

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts