La Argentina vive el preanuncio de una gran devaluación

(*) Extracto del último Informe Nacional del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

Las devaluaciones del tipo de cambio oficial muy por debajo de la alta tasa de inflación han llevado a la paradoja de que la moneda argentina sea la que más se aprecia en el mundo. Este es el preanuncio de una gran devaluación. Lo relevante no es tanto quién tomará la decisión --si el actual o el próximo gobierno-- sino si se reconstruirán las instituciones y se mejorará la calidad del Estado para que quepa la esperanza de que esta sea la última y no una más dentro de la historia argentina.

El valor del dólar está subiendo en el mundo debido a que Estados Unidos está saliendo de la crisis en la que cayó en 2008 por las quiebras en su mercado inmobiliario, y a que tanto Europa como Japón están apelando a la emisión monetaria para combatir la deflación y tratar de salir del estancamiento. En los últimos 12 meses, el euro cayó 22 por ciento y el yen 14 por ciento en términos reales con respecto al dólar. En igual sentido, todos los países latinoamericanos están siguiendo la misma estrategia, de los cuales el caso más notable es el del real brasileño.

El tipo de cambio real es determinado por la inflación doméstica y por el tipo de cambio nominal. Cuando la inflación es mayor que la tasa a la que se devalúa la moneda, los precios internos de ese país crecen en términos de dólares y, por lo tanto, se entiende que la moneda de ese país se revalúa. Por el contrario, cuando la tasa de devaluación nominal es mayor a la inflación doméstica los precios internos se abaratan en moneda extranjera y, por lo tanto, la moneda local se devalúa.

Para el caso de la Argentina, según los datos del Banco Central y la inflación que pública el Congreso Nacional, se observa que entre abril de 2014 y el mismo mes de 2015:

-- La inflación doméstica fue de aproximadamente 30 por ciento anual.

-- El dólar oficial pasó de 8 pesos a 8,80 pesos, o sea que la devaluación nominal fue de 10 por ciento.

-- Esto implica que el tipo de cambio real se revaluó en 18 por ciento aproximadamente.

Estos datos muestran que en la Argentina los precios domésticos suben mucho más que los aumentos que el Banco Central permite sobre el dólar oficial. Por lo tanto, el proceso de revaluación del tipo de cambio real es muy intenso. Como además la mayoría de las monedas se están devaluando respecto al dólar, el peso argentino es la moneda que más se revalúa en el mundo. Esto significa que consumir y producir en la Argentina es cada vez más caro respecto de otros países.

Ver el informe completo

http://www.idesa.org/sites/default/files/documentos/Informe_Nacional_19-4-15.pdf

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags