La economía, otra fuente de debate y polarización

April 20, 2015

(*) Extracto del artículo firmado por el sociólogo y politólogo, y publicado este fin de semana por el diario La Nación.

 

Como en tantos otros aspectos de la realidad argentina, resulta difícil saber con certeza cuál es la situación económica del país y cómo va a influir en el resultado de las elecciones presidenciales. Diversas circunstancias explican esta opacidad. En primer lugar, no hay consenso sobre las estadísticas públicas, cuya credibilidad nunca se restituyó desde la intervención del Indec en 2007; en segundo lugar, se registra una amplia diversidad de interpretaciones que, aun siendo intelectualmente honestas, discrepan en el enfoque o en la ponderación de los factores; y, en tercer lugar, existe un fuerte sesgo ideológico en muchos de los participantes en la controversia, que se alinean antes por el dogmatismo y la pertenencia política que por el análisis desprejuiciado de la situación. En este último aspecto juega un papel degradante el Gobierno, que otorga a sus políticas el carácter de verdades cuasi religiosas, confinando a los críticos al lugar de los apóstatas.

La descripción anterior se refiere al mundo de los especialistas y a la élite de los negocios, el sindicalismo y la política. Pero hay otro actor en el debate sobre la economía que marca el ritmo y condiciona a la clase gobernante y a los candidatos presidenciales. Es la sociedad y los segmentos que la conforman, con sus percepciones y esperanzas. Al menos tres afirmaciones pueden hacerse sobre su comportamiento actual. En primer lugar, que se encuentra en una fase de recuperación de la confianza en el Gobierno y en el consumo, respecto de lo observado en 2012 y 2013; en segundo lugar, que crecen las expectativas optimistas sobre el futuro de la economía; en tercer lugar, que la mayoría desaprueba la política económica, pero desea conservar el empleo, el valor del salario y los programas sociales.

La polarización social y electoral en la que el país está envuelto tiene otra fuente: la economía, de la que depende centralmente el voto. El Gobierno afirma que las cosas están bien, la sociedad permanece dividida, los candidatos disimulan. Es una cuestión clave. Altas expectativas de bienestar se confrontarán con postulantes presidenciales obligados por el marketing a camuflar la verdad, pero a tener que encararla, sin postergación y con costos, después de las elecciones.

 

Ver el artículo completo

http://www.lanacion.com.ar/1785443-la-economia-otra-fuente-de-debate-y-polarizacion

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

​© 2014 -  Centro Industrial y Comercial del LN

Desarrollado por IT Solutions.-

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus