Termina el cepo

(*) Extracto del artículo firmado por el exviceministro de Economía y publicado ayer por el diario La Nación en su sitio web.

Quedan pocos meses de vigencia del cepo cambiario. Dos de los posibles candidatos a conducir el país así lo han anunciado. Esto puede ser un problema para los últimos meses de la actual gestión. Será muy difícil para muchos inversores mantenerse en pesos en los últimos meses del año sabiendo que es probable la salida del cepo cambiario, con sus consecuencias esperables, que no es necesario describir, pues todos ya saben qué pasa al salir de estos controles. Además, en el sistema financiero hay muchos pesos, una cantidad impresionante, que van a querer cubrirse de la probable licuación.

argentina_inflacion_201.jpg

Uno de los candidatos a presidente dijo que si gana eliminará el cepo apenas asuma y otro dijo que en caso de ganar lo haría en los 100 primeros días de gobierno. Es casi lo mismo. El tercer candidato no ha dicho nada al respecto, pero, de ganar, se verá en la necesidad de hacerlo también si quiere lograr ocupación formal para toda la población, es decir, que se realicen inversiones importantes en fábricas, infraestructura y servicios, que son la única verdad de la ocupación productiva. La ocupación depende de fuertes dosis de inversión, lo que responde a la confianza. Con cepo hay desconfianza, lo opuesto a lo que necesitamos.

El cepo fue una medida equivocada que ahora es difícil de terminar. Ningún gobierno debe aplicar medidas que no son sostenibles en el mediano o largo plazo, salvo para paliar circunstancialmente una situación de emergencia grave, cosa que no era el caso de 2011, cuando la administración había renovado su poder con 54 por ciento de los votos. Ahora, la administración se siente como aquel aprendiz de domador de leones, que entró en la jaula, se subió al lomo del león y lo agarró por las orejas, y así estuvo un largo rato pareciendo que dominaba la situación, pero después no se animaba a bajarse, pues el león se lo podía comer. Es fácil poner el cepo, lo difícil es terminar con él.

No sé cómo estarán planeando salir del cepo los candidatos que han afirmado eso, pero es recomendable que no sea una medida aislada, sino un plan integral que recupere la confianza de los inversores y de la población. Será fundamental aumentar también los sueldos al nivel necesario para que todos puedan pagar sin problemas el rebalanceo de precios. Al mismo tiempo, se debe disminuir el déficit fiscal, en última instancia el causante del problema, a pesar de la extraordinaria presión tributaria que le aplicó esta Administración a las empresas y a las familias argentinas, incluido el impuesto a las ganancias a los sueldos de la clase trabajadora y de la clase media.

Falta muy poco tiempo para ver el final del cepo cambiario. Es una buena noticia, aunque difícil de implementar.

Ver el artículo completo

http://www.lanacion.com.ar/1784497-termina-el-cepo

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags