Impuesto a las Ganancias: lo que heredará el próximo presidente

(*) Extracto del artículo firmado por la economista, publicado esta semana en el diario El Cronista y reproducido en el sitio web de la consultora Abeceb.com.


La discusión sobre el Impuesto a las Ganancias no pasa tanto por si corresponde o no, ni tampoco por volver a discutir la solidaridad implícita en los impuestos progresivos, ya que más allá del énfasis oficial, la solidaridad y la progresividad son principios ya aceptados por la sociedad y están incorporados a la ley. El punto es si la política impositiva actual es razonable cuando el objetivo es poner en práctica estos principios.

El debate entre las organizaciones gremiales y el Gobierno por Ganancias no se agotó con el paro del 31 de marzo.

Cuando se evalúan las distorsiones desde el punto de vista económico y de equidad, la estructura actual del Iimpuesto a las Ganancias no sale bien parada. En particular, hay cinco consecuencias negativas:

-- La presión tributaria depende de la trayectoria de la inflación, que no es fácil de predecir e introduce un elemento de incertidumbre sobre el ingreso salarial futuro y, por ende, sobre la capacidad de gasto y endeudamiento.

-- Se vulneran derechos constitucionales ya que la presión tributaria la decide el Ejecutivo y no el Congreso porque el primero es quien maneja la inflación de la mano del BCRA.

-- Se transgreden principios de legitimidad de la norma al violarse los criterios de equidad vertical y horizontal entre los contribuyentes que fijó la ley.

-- Se genera ineficiencia en la medida que aumenta la diferencia entre lo que el trabajador se lleva en el bolsillo y lo que agrega al producto. La empresa aporta el dinero en función de la productividad pero una parte creciente se la lleva el Estado.

-- Se desincentiva el crecimiento y la acumulación de capital humano si los trabajadores con mayor calificación terminan cobrando menos que otros menos capacitados.

El Gobierno no puede atender los reclamos de equidad de los trabajadores ni aumentar excesivamente los subsidios a los menos favorecidos porque está en una situación fiscal en la que no tiene espacio para reducir sus ingresos tributarios. Ello es así debido a que no tiene margen para aumentar el financiamiento por parte del BCRA y tiene cerrado, por ahora, el acceso al financiamiento externo.

En suma, como ha venido ocurriendo desde largo tiempo en la Argentina, la macroeconomía se impone. Manda sobre la eficiencia, el crecimiento y la equidad. No en vano a nadie le queda dudas de que la primera tarea del próximo gobierno será la de poner en orden la macroeconomía, empezando por las cuentas fiscales.

Ver el artículo completo

http://www.abeceb.com/web/content/show/674720/impuesto-a-las-ganancias--la-pelea-gremios-vs-gobierno-y-lo-que-heredara-el-proximo-presidente

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic