Con protección pero sin competitividad no se genera empleo productivo

(*) Extracto del artículo firmado por los economistas e incluido en el último Informe de Coyuntura del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea.


Entre 1998 y 2014, mientras el empleo privado aumentó 50 por ciento, el empleo público lo hizo creció 85 por ciento. Esta divergencia refleja el ritmo acelerado de creación de puestos estatales desde 2003 y el freno del empleo privado desde 2009 en adelante.

La tasa de desempleo de 6,9 por ciento, según estadísticas oficiales, ya es elevada en comparación con países vecinos que han encarado estrategias de crecimiento más orientadas a la exportación. Este contraste se acentúa si se tiene en cuenta que en la Argentina hay 800.000 personas que se han retirado del mercado de trabajo desde 2009 hasta el presente. Computando el llamado desempleo oculto, la tasa de desocupación llegaría a 12 por ciento.

Los problemas de competitividad de la Argentina (entre los que se cuenta el factor cambiario) se reflejan en la disparidad de la evolución del empleo por sectores: desde 1998, mientras el empleo formal de la industria aumentó 18 por ciento, el del comercio y otros servicios privados creció 71 por ciento y el de la construcción, 22 por ciento.


Ver el informe completo


http://ieral.org/images_db/noticias_archivos/3094-Informe%20de%20Coyuntura.pdf

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts