Tras la muerte de Nisman, Cristina pensó en renunciar y el Papa la frenó

(*) Extracto de la nota firmada por el periodista y publicada ayer por el diario El Cronista.


Cuando la muerte de Alberto Nisman golpeó a la Argentina, Cristina Kirchner diseñó un camino de salida del gobierno que implicaba su renuncia y forzar la caída de Amado Boudou y Gerardo Zamora, eventuales sucesores por la Ley de Acefalía, para entronizar en la Casa Rosada a Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados. Domínguez tenía que asumir después de las PASO y como primer acto institucional debía firmar un decreto de necesidad y urgencia que clausurara la comparecencia judicial de Cristina frente a las diversas causas abiertas que investigan la corrupción de su gobierno. La mandataria ya había ordenado a Carlos Zannini que analizara los antecedentes legales y estaba bosquejando su discurso de despedida, cuando comprendió que su fuga del poder no era aprobada por el papa Francisco, preocupado por el caso Nisman y sus consecuencias políticas y judiciales.

El plan de Cristina solo era conocido por su familia y sus funcionarios de extrema confianza, y sería comunicado a Boudou, Zamora y Domínguez cuando estuviera cerrado en Olivos y Roma. Pero Francisco considera fundamental para la consolidación del sistema democrático que Cristina entregue la banda presidencial a un sucesor elegido en comicios libres y transparentes, un convicción política e institucional que chocó con la estrategia urdida en la soledad del poder.

La consulta a Roma voló entre la muerte dudosa del fiscal Nisman y la marcha del 18 de febrero, cuando aún estaba vigente la denuncia de encubrimiento contra Cristina que pretendió enterrar el juez federal Daniel Rafecas, con una resolución que ahora estudia la Cámara Federal bajo la presión constante de la Casa Rosada. En esos días, la presidenta dormía poco y aguardaba con premura y tensión que llegara la respuesta desde Europa.

Cristina quería que Francisco intercediera ante los candidatos a presidente para evitar su rechazo al plan de fuga y que usara su influencia en la justicia federal para obtener piedad en las causas que investigan su presunta participación en hechos de corrupción.


Ver la nota completa

http://www.cronista.com/columnistas/El-dia-en-que-Cristina-penso-en-renunciar-y-el-Papa-la-freno-20150316-0045.html

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts