Los asesores de los presidenciables prevén cambios graduales para 2016

Los asesores económicos de los precandidatos presidenciales con chances de suceder a Cristina Kirchner mostraron el viernes que tienen más coincidencias que las que suelen manifestarse entre sus jefes.

Ésa fue la sensación que, según el diario La Nación, flotó en el auditorio del hotel Hilton, donde se celebró una conferencia sobre Mercados Emergentes, organizada por la Universidad Torcuato Di Tella junto con el Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros, con el apoyo del Banco Ciudad.

Aunque el seminario tenía carácter internacional, el debate más convocante fue el que juntó a los economistas Miguel Bein (asesor del precandidato Daniel Scioli), Javier González Fraga (por la UCR), Federico Sturzenegger (Pro) y Miguel Peirano (Frente Renovador).

No sorprende: habían sido convocados para hablar sobre las perspectivas de la economía argentina, lo que los obligaría a plantear políticas para la próxima administración.

El debate, coordinado por el consultor Nicolás Dujovne, no sólo arrojó una coincidencia general sobre el rol central que la inversión debería tener como motor de la economía local en los años que vienen, sino que reveló además consenso sobre la idea de generar un shock para luego poder manejar los cambios que deban hacerse en lo cambiario, lo fiscal y lo organizacional “con realismo gradualista”.

La idea de aprovechar la creencia de los mercados en un “fin de ciclo” (esa que hoy explica la valoración que mostraron en los últimos meses las acciones y los bonos argentinos) había sido instalada en la mañana por el economista Guillermo Calvo. “Hay que aprovechar esa expectativa para confirmarla con decisiones que muestren vocación de volver a la normalidad”, dijo al ser consultado sobre la situación local.

Por la tarde, los economistas valoraron la oportunidad que genera esa situación como una chance para encarar las correcciones que la economía necesita sin caer necesariamente en un ajuste.

González Fraga, por caso, consideró que la próxima administración tiene que “ser gradualista en la reducción de la inflación y del gasto público”, pero tiene que aplicar una política de shock para impulsar las exportaciones y la inversión.

Peirano coincidió al señalar que tiene que haber “un cambio fuerte en el ordenamiento de las variables” que ayude a “los empresarios argentinos que están esperando para invertir” a decidirse a hacerlo. “Habrá márgenes de maniobra más allá de las tensiones que genera el cambio en el clima financiero global”, vaticinó.

Bein ponderó que “por la vía del financiamiento” se pueda encarar “un ordenamiento paulatino en lo fiscal y en lo tarifario”. Pero advirtió que hay que plantear “una agenda para pasar del crecimiento al desarrollo”, y llamó a tener “consensos básicos y acuerdos políticos y parlamentarios en torno de eso”. Y reconoció que la rentabilidad de las empresas “hoy está comprometida”.

Sturzenegger, por su parte, se mostró confiado en los beneficios que traerá el “incremento de la inversión y del consumo” por el “cambio de clima”. “El año que viene la Argentina libera su restricción externa, lo que le permitirá pasar del ajuste kirchnerista a una economía con más márgenes de acción”, proclamó, confiado, antes de recordar que el Gobierno “se ocupó de estimular la demanda y no de la oferta”, y “lo que hay que hacer es volver a poner el acento en la oferta”.

Ver más información

http://www.lanacion.com.ar/1776075-preven-cambios-graduales-en-la-economia-para-2016

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts