El consumo sufre el deterioro del mercado laboral

(*) Extracto de un informe publicado esta semana en su sitio web por la consultora Abeceb.com.


El año pasado terminó con más de 2 millones de personas con problemas de empleo. Entre las causas se destacaron las trabas a las importaciones, la pérdida de competitividad y el deterioro de las expectativas tras la entrada en default. Este año no luce tan desfavorable, principalmente porque, a pesar del atraso cambiario, las expectativas jugarán a favor, especialmente por la llegada del cambio de ciclo y, con él, de la recuperación del nivel de actividad.

Este año es posible que el mercado laboral muestre una evolución no tan desfavorable como la de 2014. Sin dudas, un factor que seguirá jugando en contra es la pérdida de competitividad. El Gobierno agravará el atraso del tipo de cambio para contener la inflación, lo que impactará sobre el empleo de las economías regionales y de los sectores transables. Pero también hay que tener en cuenta que el ajuste de expectativas de las empresas se produjo en gran medida en 2014, y que el cambio de ciclo resulta cada vez más cercano y se asocia a una recuperación de la actividad, lo que podría mantener más estable el empleo privado. A esto se suma que el Gobierno podría también mostrarse algo más laxo en su objetivo de sostener las reservas a partir del segundo trimestre, autorizando más importaciones, lo que inyectaría oxígeno a la producción, especialmente en la actividad industrial.

A la vez, otros factores podrían dar un alivio al consumo, además de la estabilidad del mercado laboral. En primer lugar, a medida que se acerquen las primarias, y con ello se intensifique la campaña electoral, el oficialismo acelerará la utilización de todos los instrumentos disponibles para reimpulsar el gasto de los hogares, intentando generar un ambiente de bonanza y clima positivo. En particular, es esperable que se recurra a nuevos anuncios de incremento del gasto social, se aceleren las erogaciones para obra pública, y hasta podría aparecer alguna exención adicional al impuesto a las ganancias.

De todos modos, el consumo, aunque podría cerrar el año algo mejor que en 2014, no llegará a recuperar la situación previa a la recesión. Mientras, el mercado laboral podría evitar que haya destrucción nuevamente, pero para que el sector privado vuelva a crear puestos de trabajo, habrá que esperar el cambio de ciclo.


Ver el informe completo

http://www.abeceb.com/web/content/show/674672/el-consumo-sufre-el-deterioro-del-mercado-laboral

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts