Venezuela postergó un día el debut de su nuevo sistema cambiario

El nuevo régimen cambiario de Venezuela, que tendrá tres modalidades, entrará en vigencia finalmente hoy y podría tener una diferencia aproximada a 30 veces entre el tipo de cambio más barato y el más caro, según fuentes oficiales.

Aunque el ministro de Economía y Finanzas, general de brigada Rodolfo Marco Torres, había dicho el martes que el nuevo sistema entraría en vigencia ayer, lo hará finalmente hoy, de acuerdo con las resoluciones respectivas publicadas ayer en la Gaceta Oficial.

Marco anunció que el nuevo régimen tendrá tres modalidades, de las cuales una será un mercado “totalmente libre”, en el que las personas físicas y jurídicas podrán comprar hasta 300 dólares por día.

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, dijo ayer por televisión que la tasa de ese segmento libre “podría ser muy parecida a la del mercado negro”, donde el dólar se cotizaba ayer a 186,49 bolívares, según la publicación especializada VenEconomía.

Si así fuera, ese tipo de cambio resultaría 29,6 veces más caro que la tasa fija de 6,30 bolívares que el Gobierno mantiene para canalizar las operaciones de importación de alimentos, medicinas y materias primas para la fabricación nacional de productos de esos dos rubros.

El presidente de Fedecámaras, la mayor cámara empresarial del país, Jorge Roig, dijo que veía “partes positivas en los anuncios” porque “se está fijando un tramo que deja que sean la oferta y la demanda quienes fijen el precio, como debería ser normalmente en un mercado”.

Roig deseó que el nuevo sistema “arranque con buen pie”, pero advirtió que el hecho de que vaya a haber tasas “diferenciales muy grandes” entre los tres segmentos puede hacer que persistan “las causas de fondo que llevaron al acaparamiento, la especulación y el contrabando”.

Venezuela produce entre 30 y 40 por ciento de lo que necesita para satisfacer la demanda de productos básicos de su población, y debe importar el resto.

Desde que en 2003 el gobierno impuso un estricto régimen de control del mercado cambiario, el país comenzó a sufrir crecientes problemas de desabastecimiento, a tal punto que el BCV comenzó en abril de ese año a medir mensualmente la tasa de escasez, que dejó de publicar en los últimos meses.

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags