Venezuela: acusan al número dos del chavismo de comandar un cartel narco

Un alto jefe militar venezolano que fue jefe de seguridad del fallecido ex presidente Hugo Chávez y luego colaboró con el titular de la Asamblea Nacional (parlamento), capitán retirado Diosdado Cabello, se apresta a acusar a éste, ante una fiscalía federal de Estados Unidos, de ser el líder de un cartel de narcotráfico.

Cabello respondió que se trata de “amenazas, infamias, intrigas”, y el secretario de Estado adjunto para Narcóticos y Seguridad Internacional de Estados Unidos, William Brownfield, evitó confirmar o negar la versión pero afirmó que “desde hace más de 10 años” hay en el gobierno venezolano “ciertos individuos” que fueron “corrompidos o penetrados por organizaciones narcotraficantes”.

El capitán de corbeta Leamsy Salazar, que fue jefe de seguridad de Chávez y tras la muerte de éste, en marzo de 2013, colaboró con Cabello hasta diciembre pasado, llegó este lunes a Estados Unidos para declarar como testigo protegido en la investigación que lleva la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York, publicó el diario madrileño ABC.

Según las “fuentes cercanas a la investigación” citadas por el periódico, Salazar sostiene que Cabello “es el cabecilla del cartel Los Soles”, que supuestamente “está compuesto fundamentalmente por militares” y “toma su nombre del emblema que el uniforme venezolano pone en las charreteras de los generales”.

De acuerdo con esa versión, Los Soles “tiene en Venezuela el monopolio del tráfico de la droga producida por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que es llevada a Estados Unidos y Europa por carteles básicamente mexicanos”.

ABC afirmó que “por Venezuela pasan cinco toneladas semanales de estupefacientes”, lo que “incluye 90 por ciento de la droga producida en Colombia”, y agregó que la presunta denuncia “vincula a Cuba en la protección y asistencia de algunas rutas de narcotráfico que parten de Venezuela y se dirigen a Estados Unidos”.

El diario añadió que Salazar también implica en su denuncia al gobernador del estado Aragua y ex ministro de Interior y Justicia, Tareck el Aissami; al ministro de Industrias y hermano de Diosdado, teniente José David Cabello, y a la petrolera estatal PDVSA, ésta como “encargada del lavado de dinero procedente del cartel”.

“Cada ataque contra mi persona fortalece mi espíritu y mi compromiso, agradezco infinitamente las muestras de solidaridad de nuestro pueblo”, respondió Diosdado Cabello en su cuenta de la red social Twitter.

“Amenazas, infamias, intrigas hemos vivido en estos años de Revolución, aprendimos del mejor a navegar en tempestades con la moral en alto”, agregó.

En tanto, Brownfield --diplomático de carrera que fue embajador de Estados Unidos en Venezuela entre 2004 y 2007-- dijo en Washington que no podía “confirmar ni negar” la versión sobre Salazar y la investigación de la fiscalía neoyorquina.

Sin embargo, afirmó que “desde hace más de 10 años ha habido pruebas de que ciertos individuos dentro del gobierno de Venezuela han sido corrompidos o penetrados por organizaciones narcotraficantes”.

“El artículo es consistente con ese historial; es, desde mi perspectiva, otro fragmento de prueba más en una historia de más de 10 años sobre cómo las organizaciones narcotraficantes han encontrado la capacidad de establecerse en Venezuela para traficar a otros países”, agregó el funcionario ante un grupo de periodistas.

“Las organizaciones de narcotráfico han visto a Venezuela como una oportunidad; durante más de 10 años hemos visto las pruebas de esto a medida que el rastro de los radares aéreos y marítimos demostraban un número sustancial de vuelos sin licencia desde Venezuela a otras regiones”, completó Brownfield.

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts