El mercado laboral cerró 2014 con datos preocupantes

Por Marcelo Capello, Gerardo García Oro y Laura Caullo

(*) Extracto del informe firmado por los economistas y publicado en el último Monitor Social del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea.

La crítica situación del empleo llevó a que los indicadores reflejen un nivel mínimo de participación laboral respecto a los últimos 10 años (44,7 por ciento de la población) y una tasa de empleo (proporción de ocupados respecto a la población total) de 41,3 por ciento, comparable con los primeros años de recuperación económica (2004 y 2005) posteriores a la crisis de 2001-02.

Las dificultades laborales se acentúan sobre la población joven, sobre la cual se observa una creciente tendencia hacia la inactividad. Con respecto a las mujeres, el hecho de que tanto la tasa de actividad como la de desempleo se contraigan en forma recurrente demuestra la progresiva exclusión laboral (voluntaria o involuntaria) que sufren.

En la evidencia internacional los resultados indican que aquellos países que lograron forjar mercados laborales sólidos e inclusivos lo hicieron bajo la apuesta de incorporar a la vida activa a la mayor parte de la población en edad de trabajar, con especial foco de atención sobre los segmentos que suelen enfrentar mayores dificultades para acceder y lograr sostener en el tiempo un empleo de calidad. El desafío consiste en trabajar por la transición exitosa de los jóvenes desde la escuela al mundo laboral.

La principal diferencia que se percibe entre la participación laboral de los jóvenes en la Argentina con respecto a países desarrollados ocurre a partir de los 20 años de edad, con mayores problemas en el involucramiento con el mundo de trabajo entre las mujeres. En la Argentina, la participación laboral femenina entre jóvenes de 20-24 años de edad cayó de 58 por ciento en 2004 a 46,5 por ciento en el primer semestre de 2014, un resultado bastante alejando de, por ejemplo, el 78 por ciento de participación laboral de mujeres de dicho rango etario en Suiza.

Asimismo, entre los jóvenes de 25 y 29 años de edad, una etapa en la vida que suele involucrar un creciente número de responsabilidades, las disparidades en materia de participación laboral se profundizan. Así, la actual participación laboral de 77,5 por ciento sobre este conjunto queda muy por debajo de los países que se encontraban próximos en los anteriores rangos etarios, como son los casos de Francia (86,3 por ciento), Bélgica (86,6 por ciento), España (86,8 por ciento) y Portugal (87,1 por ciento).

Ver el informe completo

https://drive.google.com/file/d/0B_FjnBPn7ue6N2R4MERlT0VpV1E/view?usp=sharing

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts