Aunque el Gobierno siga controlando el dólar, se profundizará la recesión

(*) Extracto del artículo titulado “Restricción externa y cierre económico 2014”, publicado en la última edición de Informe Económico de Coyuntura, la revista mensual del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


En un contexto económico en el cual la restricción esencial pasa por la insuficiencia de divisas para sostener el nivel de actividad, el Gobierno está extremando las medidas de control y represión sobre la demanda de moneda extranjera, pero sin alterar los comportamientos esenciales de las principales variables macroeconómicas.

Las mayores dificultades sobre la operatoria cambiaria se observan en la compra de divisas a través del mecanismo que se denomina “contado con liquidación”, al punto que prácticamente no se realizan tales operaciones. Dado que también se han profundizado los controles para la adquisición de divisas en el mercado paralelo, se observa momentáneamente una disminución de los tipos de cambio no oficiales y con ello se reduce la brecha con la paridad oficial.

También se adoptaron decisiones destinadas a fortalecer las colocaciones en pesos, como alternativa para disuadir la demanda de divisas. Por un lado, se elevaron las tasas de interés para los plazos fijos minoristas --aunque el incentivo es mínimo frente al actual nivel inflacionario-- y por otro, se emitió un bono en pesos (Bonad 2016) que se ajusta por el tipo de cambio oficial más 1,75 por ciento de interés adicional.

Sin embargo, a medida que las autoridades económicas son conscientes de que estas acciones son insuficientes para equilibrar el mercado de cambios, buscan atraer el ingreso de divisas por otros mecanismos como, por ejemplo, la negociación con grandes exportadores de commodities agrícolas para que anticipen parcialmente la liquidación de divisas. Tanto las crecientes restricciones aplicadas para la obtención de divisas como estas negociaciones son paliativos de muy corto plazo, por lo que solo podrían interpretarse bajo el entendimiento de que el Gobierno iniciará conversaciones para salir del default parcial y restablecer el acceso al crédito internacional a principios de 2015, cuando haya caído la cláusula RUFO.

De todos modos, también se comprueba que el Gobierno no está dispuesto a modificar los lineamientos centrales de la política económica vigente. En consecuencia, es pertinente proyectar, en el corto plazo, la profundización del proceso recesivo imperante y los desequilibrios que afectan la situación fiscal.

Ver la revista completa

http://www.consejo.org.ar/publicaciones/iec/files/357_noviembre_14.pdf

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags