Idesa: no falta crédito para el consumo sino que sobra gasto público

September 15, 2014

(*) Extracto del último Informe Nacional del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

 

Las autoridades económicas aceptaron que la producción está estancada. Pero lamentablemente insisten en un grueso error de diagnóstico. Al no asumir el agotamiento del modelo populista se opta por expandir el crédito para consumo. Esto acelerará la inflación, profundizando la licuación de los salarios y el crédito al consumo. El estancamiento no se resuelve aplicando estímulos a la demanda sino ordenando el sector público para erradicar la inflación y fijando reglas que incentiven a las empresas y a los trabajadores a aumentar la productividad.

Las autoridades económicas anunciaron el programa Ahora 12. El objetivo es estimular el consumo con financiamiento a 12 cuotas sin interés a través de tarjetas de crédito. El argumento oficial es que la gente retrae el consumo debido a la difusión de noticias falsas que inducen a adoptar decisiones equivocadas. Así, la contracción del consumo afecta la actividad económica y el empleo.

En general, la necesidad y el placer de la mayoría de las personas pasan, de una u otra forma, por el consumo. Por eso, cabe preguntarse si las campañas de “desánimo” son tan potentes y efectivas como para promover en la gente conductas exageradamente conservadoras respecto al consumo, o si pueden estar actuando otros factores que explicarían el deterioro de la situación económica y social.

Según datos del Banco Central sobre préstamos personales, los cuales casi la mitad se componen por financiamiento a través de tarjetas de crédito, y la inflación publicada por el Congreso Nacional se observa que:

-- Entre 2003 y 2008, los préstamos personales crecían a 54 por ciento anual y la inflación a 14 por ciento anual, lo que equivale a un crecimiento real de 35 por ciento anual.

-- Entre 2008 y 2013, los préstamos personales crecieron a 32 por ciento anual y la inflación a 23 por ciento anual, por eso el crecimiento real del crédito bajó a 7 por ciento anual.

-- En 2014, los préstamos personales vienen creciendo a 34 por ciento anual y la inflación a 39 por ciento; de esta manera los créditos al consumo caen 4 por ciento real.

Estos datos muestran que a la salida de la crisis de 2002 los créditos para el consumo crecían a tasas muy elevadas. El proceso se aletarga a comienzos de la década básicamente porque se acelera la inflación. Esta tendencia se profundiza en 2014, cuando los préstamos para el consumo siguen aumentado de manera importante en términos nominales, pero sin llegar a compensar la aceleración de la inflación. Los datos sugieren que el problema no es tanto el desánimo de la gente sino la inflación que pone límites a las familias a seguir endeudándose para incrementar su consumo.

 

Ver el informe completo en:

 

http://www.idesa.org/sites/default/files/documentos/Informe_Nacional_14-9-14.pdf

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

​© 2014 -  Centro Industrial y Comercial del LN

Desarrollado por IT Solutions.-

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus