Extendieron la Línea de Créditos para la Inversión Productiva

El Banco Central de la República Argentina (BCRA), mediante la Comunicación A 5600, resolvió extender por cuarta vez la vigencia de la Línea de Créditos para la Inversión Productiva (LCIP), que procura estimular “el acceso a financiamiento en condiciones ventajosas a las empresas de todo el país”, para la segunda parte del año, con leves modificaciones en la operatoria.

La entidad dispuso que los bancos deberán volcar al mercado nuevos créditos por un total de 30.000 millones de pesos en los próximos seis meses, a una tasa nominal anual y fija de 19,5 por ciento, y a un plazo que no podrá ser inferior a tres años. Se trata de un costo superior en dos puntos al vigente anteriormente.

Además, el BCRA elevó de 5 a 5,5 por ciento la porción de financiamiento de esta línea que los bancos deben dirigir a pymes (unos 1.650 millones de pesos en total para el semestre), aunque estableció que 35 por ciento de esos fondos “podrá aplicarse al descuento de cheques de pago diferido, manteniendo el saldo de cartera hasta el 31 de diciembre”.

Asimismo, aclaró que si los plazos utilizados para esa operatoria “fueran menores, deberán completarse con otras operaciones hasta alcanzar esa fecha”. De lo contrario, “el desembolso no computará para el cumplimiento del cupo”.

También se estableció que los bancos podrán destinar hasta 15 por ciento de los fondos de esta línea a financiar proyectos de grandes empresas “siempre que cuenten con la aprobación específica del BCRA”.

En los cuatro semestres previos, la LCIP distribuyó créditos por unos 74.000 millones de pesos y en los próximos seis meses se agregarán otros 30.000 millones que saldrán de las arcas de los bancos que cuenten con 1 por ciento o más del total de depósitos del sistema o que sean agentes financieros de los Estados nacional, provinciales o municipales.

En versiones anteriores las pymes tenían cupos mínimos y ahora el cupo --máximo-- será para grandes empresas: no más de 15 por ciento del total de los créditos que otorgue cada entidad podrá ser tomado por grandes empresas y aun en esos casos, cada proyecto productivo deberá contar con el visto bueno de la autoridad monetaria para que el crédito sea concretado.

Para abaratar las formas de financiamiento más precarias que usan las empresas pequeñas y medianas, el BCRA permitirá a los bancos utilizar hasta 35 por ciento del stock a conceder para descontar cheques de pago diferido.

Ver el texto completo de la comunicación A 5600:

http://www.bcra.gov.ar/pdfs/comytexord/A5600.pdf

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts